De cordillera a mar, la Región del BioBío ofrece los mejores panoramas para estas vacaciones de invierno.

• Variada oferta turística y gastronómica, en lugares imperdibles.

Disfrutar de montañas nevadas, del mar, grandes lagos y viñedos, en paisajes de ensueño, es la oferta que la Región del Biobío dispone, en esta mitad de año, donde la familia necesita un respiro. En las variadas posibilidades que la región tiene, existen 3 zonas  imperdibles para visitar. Nada como disfrutar  de las vacaciones de invierno, preparados para las bajas temperaturas y sacarle partido a los mejores lugares de la zona.

La extensa costa regional, a 2 hrs. Y 30 minutos de Concepción (165 km) por Autopista Del Itata y luego por la Ruta 126 (Coelemu, Trehuaco, Quirihue) nos encontramos las playas de  Cobquecura,  una comuna que ofrece alternativas para todos los gustos. Desde su ya conocidas Loberías y la Iglesia de Piedra, con una localidad de arquitectura patrimonial, y artesanía típica. Con oferta turística y gastronómica, donde podrá encontrar posibilidad de alojamiento familiar, hosterías, cabañas y exclusivos lodges. Junto a excelentes playas para el surf, de fácil acceso y gran belleza escénica.

 

La tradicional postal del invierno regional, llega con el volcán Antuco, ubicado a 1 hora de Los Angeles, (65 Km, por la Ruta Q-45). El macizo cordillerano, completamente nevado, es un lugar para disfrutar de la nieve junto a la familia. Los niños  y sus monos de nieve, son el recuerdo de unas vacaciones de invierno inolvidables.

La zona lacustre de nuestra región, alberga al Lago Lanalhue, en la comuna de Contulmo, ubicada  a casi 3 horas de Concepción, (170,2 km), por Ruta 160 y P-60-R. Es un lugar donde convergen nuestros pueblos originarios y la inmigración europea. Cabañas con vista al lago, disfrutar de la gastronomía alemana, y de su arquitectura. Además del fogón en las rucas mapuches, en una mateada, conociendo la cultura de los pueblos originarios. Una posibilidad que podemos encontrar en la zona del Valle de Elicura.                             

Y a pocos minutos de la capital regional, nos espera el Valle del Itata. Ubicado por la Ruta del Itata, enlazado por la Ruta 126 y la Ruta 152. Es un lugar para visitar y disfrutar de los vinos patrimoniales, en viñas centenarias,  ubicadas en localidades como Guarilihue, Ranquíl y Portezuelo. Con una oferta de reconocidos “tour wine”. El turismo del vino en el Valle del Itata, un imperdible de estas vacaciones de invierno.

  

Deja tu comentario


Diseño Web - Posicionamiento Web - Sistema Web